Enero 17 de 2020

Hola hola…Contrario a lo que muchas personas creen, en Costa Rica no existe una ley que defina quien puede ejercer la correduría, la asesoría inmobiliaria. Lo que significa que técnicamente cualquier persona lo puede hacer.

Lo que si existen son obligaciones y con la entrada en vigencia de la Ley de fortalecimiento fiscal aumentaron. Sin embargo estas obligaciones no garantizan el servicio que puede realizar el corredor de bienes raíces, pues no está obligado a tener una preparación o capacitación específica para poder asesorar a sus clientes en materia de bienes raíces.

Y es ahí donde radica la diferencia entre un corredor y un corredor.

Por ley cualquier persona que desee realizar una actividad económica en nuestro país debe cumplir por lo menos con:

  1. Inscribirse en el Ministerio de Hacienda, pues todas las actividades deben de tributar. Anteriormente a la entrada en vigencia de la reforma fiscal, sólo pagaban Impuesto de Ventas las comisiones por venta de propiedad, así que las otras comisiones por ejemplo por alquiler de propiedades no lo habían. Pero con el IVA la diferencia es todos los bienes y servicios que no están excluídos pagan impuesto al valor agregado.
  2. Además nuestras leyes migratorias indican, palabras más palabras menos, que los extranjeros que deseen ejercer cualquier trabajo en nuestro territorio deben tener el estatus migratorio que les permita trabajar. O sea deben contar con permiso de trabajo
  3. Y actualmente entró en vigencia la obligatoriedad de la inscripción en SUGEF de las personas físicas o jurídicas que se desempeñen como corredores de bienes raíces. Esto como un mero cumplimiento a que el país cuente con un registro de personas que se dediquen a la correduría.

Todo lo anterior es bueno saberlo pues parte de la formalidad de un corredor es estar en regla con las obligaciones del país, pues como dije al principio no existe una ley que indique obligaciones y responsabilidades para ejercer la correduría.

Y los puntos anteriormente mencionados no garantizan la idoneidad de la persona para asesorar a sus clientes. Por eso es también importante que los clientes entrevisten a varias personas cuando estén pensando en contratar los servicios de un corredor de bienes raíces.

Es importante saber, además de si está en regla con lo mencionado, si cuenta con preparación, conocimientos para poder asesorar a un cliente:

Una persona que se dedique a asesorar a clientes debe saber la responsabilidad que esto conlleva y debería estar capacitado para poder ayudar a su cliente con temas de:

Derechos Reales, contratos. No es que debe ser abogado, pero sí debe tener la noción de lo legal básico y necesario. Y saber guiar al cliente en este proceso, asesorarle cuando requiere un abogado y que tipo de abogado.

Aspectos registrales de la propiedad: entender la situación registral de la propiedad: quien es el dueño o verificar si existe una persona con un poder que esté facultado para autorizar la venta o alquiler de la propiedad, saber si tiene gravámenes la propiedad, de que tipo y si se puede vender o alquilar con estos gravámenes.

Municipalidades y uso de suelos, es vital que conozca y tenga relación con la municipalidad de donde es la propiedad y que cuente con el uso de suelo de la propiedad para que pueda decir con propiedad que tipo de desarrollo se puede hacer en cierto lugar.

Asesoría en Home Staging: como preparar la propiedad para la venta o alquiler: como realzarla para lograr un mejor precio y una venta mas inmediata.

Estimaciones de precio: definitivamente debería ser conocedor de la zona para que sepa como se mueven las propiedades en la zona y pueda ayudar a determinar el precio junto con el propietario y apoyándose en un avalúo.

Otra de las fortalezas es la NEGOCIACION, lo cual no es ni arte, ni suerte es toda una técnica.

Mercadeo Inmobiliario: cada propiedad debería de contar con toda una estrategia de mercadeo, vender o alquilar no es sólo poner un rótulo y sentarse a recibir llamadas, requiere más proactividad: determinar para quien sería la propiedad, conocerla para resaltar las cualidades y particularidades.

En la mayoría de los países latinoamericanos existen leyes de correduría, y en nuestro país se requiere una, contrario a lo que la gente pensaría que sería para protección a los corredores. La ley debería ir en función a la:

  1. Protección al consumidor, pues solo un corredor preparado puede asesorar correctamente a un cliente.
  2. Para el correcto cumplimiento de las leyes existentes, al no haber una ley que defina quien es y que hace un corredor de bienes raíces existe muchísima informalidad, la cual se ve incrementada en períodos con situaciones económicas difíciles como la que estamos pasando en Costa Rica

Por lo tanto nuestra recomendación es que si va a trabajar con un corredor y pagar una comisión verifique el servicio que le prestarán pues hay corredores de corredores.

Ana Seydi López L.

Asesora y Coach Inmobiliaria


AS Propiedades
AS Propiedades Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 aspropiedades.com, todos los derechos reservados.